Sequía de jóvenes talentos, por Agustín Velasco

Hablemos de jóvenes creadores de moda andaluza. ¿Los hay? Seguro que sí, si algo ha sobrado históricamente en Andalucía es talento en todas sus facetas. ¿Pero dónde están?

La moda es una maquinaria de renovación generacional en perpetuo movimiento. Cada temporada surge una legión de jóvenes aspirantes con propuestas llenas de ingenio e ideas rompedoras que tratan de escalar en la pirámide del sistema para hacerse un hueco dentro del quién es quién de la moda. Son tantos que es imposible seguirles la pista a todos, pero ¿por qué son tan pocos los nombres andaluces que surgen?

Los factores que inciden en esa sequía de jóvenes talentos del sur son muchos. Podríamos enumerar unos cuantos: la moda no es una industria madura en nuestra región, la bohemia creativa nunca ha sido bien entendida por aquí, las pocas escuelas de moda que hay no fomentan el espíritu creador, no existe un movimiento underground o de contracultura que aglutine y ponga en contacto a estos talentos… y los pocos que mantienen intacto su interés por la moda tras sortear todos estos obstáculos terminan emigrando a ciudades donde la moda tiene su propio estilo de vida, como Madrid, Barcelona… o Londres. Ese es el caso de las chicas que componen la firma Agua Negra (Bárbara Azagra, Tamara Gómez y Luisa Amanda), ganadoras del I Certamen de Jóvenes Diseñadores de Andalucía, que no dudaron en ‘escapar’ de Sevilla para probar el sabor de la contracultura neoyorquina y londinense, ciudad esta última en donde actualmente residen. Ahora Agua Negra regresa para presentar su primera colección en la Pasarela Mustang celebrada del 18 al 20 de julio dentro del Festival Internacional de Benicàssim, vivero de talentos del que han salido gente como Davidelfín, Ion Fiz o Anjara.

Un joven diseñador, por definición, es aquel que vive en la continua precariedad, recibiendo remesas de casa que lo ayudan a sobrellevar los años de prácticas en mil y un ateliers de los ya-no-tan-jóvenes creadores, mientras crea sus pequeñas colecciones que muestra en mil y un eventos alternativos. Y es que eso en Andalucía… Los padres primero te tratan de convencer para que estudies algo útil que ayude a que te ganes la vida: Derecho, Economía… incluso Filología Griega les parece mejor que ser diseñador. Si no pueden con la vocación del niño y le terminan pagando una academia de diseño, en cuando el chico/a sale pespunteando empiezan a presionarlo/a para que lo enfoque pragmáticamente: “la vecina del quinto tiene una boda y no tiene modista…” o “¡niño, a hacer trajes de flamenca!”. Y así se quedan en el camino el 90% de los estudiantes de diseño, el 9% restante terminan en Inditex o Mango, y el otro 1%  (el que realmente va a ser un joven diseñador) lo encontramos en las taquillas del AVE sacando billete hacia el futuro… fuera de Andalucía.

Afortunadamente comienza a haber gente que no sólo se queda, sino que trata de dinamizar el ambiente creativo, como el dúo gaditano llamado Solitas, que se empecina, con buen tino, en hacer crecer aquello que empezó llamándose Mivestidoazul y que ahora ya empieza a tener enjundia bajo el nombre de South 36.32N. Este escaparate de la modernidad con sede en el Baluarte de la Candelaria de Cádiz puede ser muy positivo para la formación del espíritu creativo de los andaluces.

null

Todos los años me acerco a los chicos que se van a graduar en distintas escuelas de toda la geografía nacional para seguir la pista de los más prometedores desde el principio, y les hago preguntas como “¿qué revistas de moda soléis leer?”. Las respuestas de los andaluces suelen ser muy desalentadoras porque no es habitual que conozcan las biblias de la modernidad españolas y extrajeras como Neo2, i-D, Paper… Y no tienen excusa, porque en 2008 Internet es una herramienta que todos manejan (o eso creíamos), y mientras que cualquiera que haga camisetas en Madrid, estadío más primario de un diseñador, tiene un blog, fotolog, perfil en MySpace o FaceBook, en Andalucía hay aspirantes a diseñadores que no saben encender un ordenador. Algo que, por fortuna, va cambiando poco a poco y ya empieza a verse gente que explota las posibilidades de la tecnología como los chicos de ‘Yo me lo guiso’.
“En Andalucía no existen oportunidades” me decía recientemente un estudiante de moda, a lo que me vi obligado a responderle “pues creadlas”. ¿Cómo era aquello…? PEZ QUE SE DUERME, SE LO LLEVA LA CORRIENTE.
Agustín Velasco es editor de moda, colaborador del diario financiero elEconomista y de revistas de tendencias como Neo2, B-Guided o GQ, entre otras. Agustín ha sido director de moda durante cinco años de NewsFashionWeek y su proyecto más reciente es el blog de estilo y moda de la web de elEconomista, Fondo de Armario.

Anuncios

3 comentarios on “Sequía de jóvenes talentos, por Agustín Velasco”

  1. Lorena dice:

    acabo de descubrirlos!
    que bonito blog!
    saludos,
    Lorena

  2. Lorentzo dice:

    Desgraciadamente en Andalucía no hay espíritu de moda. Lo más triste no es que no haya nadie que emprenda el camino del diseño propio, lo pésimo es que tampoco hay un espíritu emprendedor que se interese por crearlo y que otros lo sigan.

    Las cosas pintan mal para Andalucía. Sólo espero que algún genio se quede en su tierra y no emigre al extranjero y consiga levantar esto, porque es muy triste que Europa y Estados Unidos esté lleno de talentos espeñoles, no sólo en la moda, sino en todos los ámbitos, y Andalucía esté vacía.

    Un saludo y enhorabuena por la crónica.

  3. JoseM dice:

    vaya, a estas niñas las conozco yo

    espero que les vaya genial 🙂


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s